NEWS &

 

NOTES

 

Back to home >

EL CEREBRO COMO TECNOLOGÍA

por | Sep 3, 2021

El cerebro es una tecnología, creada por la naturaleza, que recoge la información del entorno a través de los sensores que suponen los sentidos, la procesa y la convierte en objetos, en los que puede predominar la información, la energía o la materia. El dinero sería un ejemplo de objeto en el que predomina la información, el viento, creado artificialmente es un objeto en el predomina la energía, unos zapatos es un objeto en el que predomina la materia.

Cuanta más información recopila el cerebro del entorno, más y mejores objetos puede producir.

Al igual que el ADN, la interacción entre la unidades de información crea objetos distintos, objetos que son más que la suma de sus partes. En el caso del ADN, crea humanos distintos. Ese es el principio de la creatividad. Hay cerebros más eficientes, que con muy poca información crean interacciones que dan como resultado objetos sorprendentes, capaces de transformar la realidad. Son cerebros que necesitan muy poca energía para producir. Otros cerebros casi no producen objetos, como los de los insectos, que son extremadamente eficientes para una sola función, pero que no pueden crear nada que no haya sido preprogramado en su código genético.

Como el cerebro, el software puede crear sistemas emergentes, objetos cuyas partes sean más que la suma de sus partes. Pero depende de su eficiencia.

Al igual que el cerebro, una empresa o un software son tecnologías con potencial de crear objetos. Una empresa, por ejemplo, procesa la información de su entorno a través de los dispositivos que ha habilitado para ello (humanos, otras tecnología) y la convierte en objetos capaces de transformarse en dinero, siempre y cuando procese bien la información. Un ejemplo: la empresa recoge información sobre su mercado objetivo y lo convierte en objetos deseados por ese mercado. Este proceso de transformación de la información en otro objeto requiere una gran cantidad de energía, la mayor parte de la cual, se desperdiciará, en forma de recursos, y no podrá ser aprovechada. Es una ley de la física que no se puede soslayar. Para minimizar el desperdicio, la empresa está obligada a ser eficiente o morirá, esto es, gastará todos los recursos antes de transformar la información en el objeto. Así, la empresa necesita ser eficiente en la recopilación de información del entorno, en su procesado y en la transformación a otro objeto.

El cuerpo humano, para poder gestionar todas sus partes para seguir vivo tuvo que crear esa tecnología, que se basa en un sistema lógico que da las órdenes a todas las partes, pera que interactúan entre ellas eficientemente dando como resultado la vida. Pero para realizar esta acción el cerebro necesita energía, de la que solo aprovecha un tanto por ciento muy bajo. La energía sobrante se transforma en algo inútil: Es el precio que tenemos que pagar en aras del progreso.

/ Continuar leyendo

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LA INDUSTRIA MUSICAL

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LA INDUSTRIA MUSICAL

El sector de la música ha sido un campo donde la inteligencia artificial ha llegado para quedarse y así transformar la manera de consumir y crear música. Un ejemplo cómo la inteligencia artificial es usada para automatizar procesos, recolectar datos y analizar patrones de búsqueda, lo podemos ver con Spotify. A diario se suben más de 20,000 canciones nuevas.

Close Bitnami banner
Bitnami