En la actualidad existen infinidad de instrumentos y herramientas de apoyo para la gestión de mejora en distintos ámbitos: análisis de problemas, generación y organización de ideas o representación de procesos o flujos de trabajo. Cada herramienta tiene una especialización y forma de utilización diferente, así como diversas ventajas.